martes, abril 2

"Por favor, llevadme porque ya no puedo más"

Nuestro compañero Rubén Rivera, nos hizo llegar este testimonio, uno más de los muchos que podría contar dentro de lo que escuchan y ven en el ministerio de GAIN. GAIN España, tiene la misión de ayudar a aquellos que más lo necesitan en nuestro páis. Los proyectos de obra social de los que ya otras veces os hemos hablado y que tanto bien hacen a aquellos a los que pueden llegar, son sólo pinceladas de color dentro del cuadro gris que vemos a diario en España, porque tristemente como hace poco decía Rubén, hay mucha gente que lo está pasando mal.

Os compartimos el testimonio que Rubén contaba sobre Manuel:



"Por favor, llevadme porque ya no puedo más"

En una de nuestras salidas por una de las plazas más conocidas de Terrassa nos encontramos con Manuel, a quien ya conocíamos de otras veces que habíamos salido para dar comida y compañía a personas sin hogar. Era de noche y la temperatura era de cero grados. Manuel estaba tirado en el frío cemento (foto), con un único cartón como protección, intentando dormir a pesar de la helada.
Hacía unas semanas que le habíamos comprado una tienda de campaña para que al menos estuviera mejor protegido de las bajas temperaturas, pero la policía pasó a los pocos días y se quedó con la tienda. Después de eso Manuel encontró una casa abandonada con la puerta abierta, así que se pensó quedarse ahí a pasar las noches. Siempre habría menor corriente de aire frío ahí dentro que en la calle. Poco tardaron las autoridades en tapiarle la puerta.
Así que de nuevo volvimos a encontrarnos a Manuel en el suelo de la calle, tiritando de frío. Después de darle un caliente café con leche, lo llevamos a que pasara la noche en el albergue de la Cruz Roja. No podíamos dejarlo ahí tirado. Su respuesta fue: “sí, por favor, llevadme porque no puedo más”.
Manuel estaba seguramente soñando despierto, pensando “ojalá alguien venga y me saque de este frío cemento”. A él se le cumplió ese deseo, al menos por esa noche, pero cada noche miles de personas en nuestro país duermen en las mismas condiciones que Manuel, soñando con que alguien les ayude a salir de su situación. Entre las muchas cosas que aprendemos de estas salidas, una de ellas es que somos nosotros los que tenemos que salir a su encuentro. Te animamos a que tú también les salgas al encuentro y descubras vidas maravillosas como la de Manuel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario