lunes, noviembre 5

La escuela de español para mujeres marroquís en el barrio de Can Anglada de Terrassa cursa su quinto año, ayudando a estas mujeres inmigrantes a aprender nuestro idioma, y con ello darles la oportunidad de comunicarse en nuestro país, y darles una oportunidad de salir de su entorno, y conocer a otras mujeres que siguen a Jesús.

La escuela cuenta con 5 niveles de aprendizaje: Pre escritura, Alfabetización I, Alfabetización II, Lecto escritura y Perfeccionamiento. Para este curso se matricularon 100 mujeres, y tristimente 50 mujeres se quedaron sin plaza, ya que la escuela no alcanzaba tener un número tan grande de asistentes.  No obstante nuestras compañeras se vieron obligadas a admitir más mujeres en sus clases de las que se marcaron en un principio por la demanda tan grande que había. Aún así cada semana acuden a la oficina de Ágape mujeres solicitando una plaza en estos cursos, y que desgraciadamente no hay.

En este equipo de voluntarias y coordinadores que sirven con esto proyecto hay trabajadoras y educadoras sociales, pedagogas, profesoras, e incluso una voluntaria marroquí.

Las clases son de 9:30 a 11:30 de martes a viernes.

Nuestras compañeras nos contaban lo siguiente en relación a este proyecto:



" Seguimos contando con historias increíbles de la influencia que tenemos sobre la vida de estas mujeres. Durante este curso hay muchas mujeres nuevas y es genial poder ver cómo las ya “veteranas” les cuentan cómo somos las personas que les enseñamos. Literalmente alguna de ellas dicen que somos “ángeles”, personas buenas que nos interesamos por sus vidas y no tan solo de aprender un idioma. Mujeres que no tienen ningún contexto español,  y que en muchas ocasiones viven atrapadas en sus pisos y familias, estos talleres de lengua les están ofreciendo la oportunidad de expresarse, de aprender, de relacionarse, de ver personas que viven diferentes porque siguen a la persona de Jesús. Realmente las mujeres marroquíes con las que trabajamos  ven que somos diferentes y de esta forma les estamos hablando del amor de Dios y de Jesús. A través del curso de castellano estamos construyendo puentes significativos para influenciar vidas, vidas que están totalmente aisladas y que tienen muchísimas necesidades físicas, emocionales y espirituales. Si lográsemos ponernos en la piel de estas mujeres nos daríamos cuenta de por qué tanta gratitud por un simple taller de castellano: es el único camino que tienen para salir de su gueto en todos los sentidos, cultural, familiar, religioso,…."
 
Además los miércoles, desde Gain, se ofrece "Atención a la mujer marroquí" y les ofrecen ayuda a nivel de los servicios sociales de la zona. La trabajadora social, dedica una mañana completa a entrevistarse con ellas, detectar necesidades e intentar buscar recursos para paliarlas. Es una buena oportunidad para contactar con ellas a nivel más personal e influenciar en sus vidas.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario