lunes, noviembre 15

Dando pasos de fe

Ana Schrader junto a su esposo Joel y sus hijas, son los responsables del ministerio con estudiantes universitarios en Málaga. Hace unas semanas compartía con el equipo de ciudad el testimonio de Bea, es una historia que sin duda alguna merece la pena compartir con todos vosotros.


"Creer a Dios. Confiar en que su Palabra es más real que mis circunstancias, mis sentimientos y mi propio entendimiento. Esto es lo que Dios nos ha estado enseñando a nosotros y a nuestros estudiantes aquí en Málaga. El ejemplo está en Bea. Nunca olvidaré el momento en el que conocía a Bea hace un año. Probablemente las mejores palabras palabras para describir a Bea en aquel tiempo eran: desánimo y enfado. Estaba muy enfadada con Dios. Era su primer año en la universidad y hacía poco tiempo que había entregado su vida al Señor, ella estaba buscando alimento espiritual y una beca también. Uno de sus sueños acababa de volar, ser aceptada en la facultad de medicina, aquello la hizo polvo. La vida en aquel momento parecía una gran pesadilla para ella, fue entonces cuando empezamos a reunirnos para leer la Biblia y aprender qué era tener fe. Hoy Bea es una chica totalmente diferente. Aún sigue siendo humana, una humana bastante propensa a preocuparse y desanimarse. Pero ahora ha aprendido a llevar esos miedos y preocupaciones delante de Dios, y a dar pasos de fe en base a su Palabra.

Su primer paso de fe fue la pasada primavera, Bea tuvo la oportunidad de ir en verano a un viaje misionero a Los Angeles (California) con Campus Crusade for Christ (este es el nombre de Ágape en USA). Pero ella necesitaba 3.000 euros para hacer este viaje! ¿Cómo podría pedir apoyo económico a otros creyentes cuando recién había entregado su vida a Cristo? Apenas conocía a otros cristianos!. Pero se atrevió a dar el paso de fe y comenzó a llamar a creyentes que ella conocía y a otros que jamás había conocido, y Dios la sorprendió. Las personas que ella pensaba que la ayudarían económicamente no lo hicieron. Aún así Dios le proveyó de los 3.000 euros y 800 euros más! Él lo hizo todo de la forma que ella menos lo esperaba.

Otro paso de fe para Bea ha sido aprender a cómo ganar a otros estudiantes en el campus para Cristo. Para sorpresa de ella había varios estudiantes que estaban más que dispuestos a hablar y compartir su visión sobre Dios.

Ahora está tomando otro paso de fe en el campus... está confiando en Dios para que Él le de la oportunidad de tener un grupo de estudio bíblico semanal con otras chicas. A día de hoy parece imposible que haya chicas que quieran asistir a este estudio bíblico, pero otra vez, ella está guiándose por la Palabra de Dios y no por sus sentimientos. Por favor, orad con nosotros para que Dios la bendiga nuevamente y haga posible lo imposible de la forma que sólo Él puede hacerlo."


Siempre es de ánimo y de ayuda para hacer crecer nuestra fe ver cómo Dios sigue obrando, cómo sigue alcanzado a estudiantes y cómo éstos a su vez comienza a multiplicarse. Merece la pena creer que nuestros Dios, es un Dios que hace posible lo imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario