jueves, octubre 28

Ayuda para Haití



El 12 de enero, cuando un terremoto de una magnitúd 7,0 agitó las tierras de Puerto Príncipe en Haití, GAIN (ONG de ayuda humanitaria de Ágape) estuvo preparada para responder al rescate del pueblo Haitiano gracias a la colaboración de muchísimas personas.

En un principio se repartió un millón de comidas. Equipos médicos fueron a tratar inicialmente a los afectados en la clínica y en un autobús habilitado. Se enviaron en barco containers con arroz enriquecido y comidas con proteínas de soja, comidas de bebé, materiales médicos, antibióticos, mantas, kits de higiene y otros materiales de ayuda.
A finales de enero 3.000 personas habían sido atendidas por los equipos médicos y a finales de mayo ya se había conseguido enviar a 38 equipos médicos que atendieron a 20,154 personas.

271 coordinadores de Ágape y voluntarios fueron enviados y éstos montaron 165 eventos de distribución de alimentos, ayudando a 363,000 haitianos afectados. Más de 40 envíos entregaron 4 millones de comidas, 1,195 tiendas de campaña 4,800 kits de higiene y 1,300 unidades de movilidad (muletas, sillas de ruedas, etc...) También se repartieron 11,800 filtros de agua, diseñados para quitar el 99,9% de las enfermedades que provocan bacterias.

Además de esta increíble ayuda que se hizo a nivel personal, físico y material, también se atendieron las necesidades espirituales.

Se compartió el amor de Jesús con el pueblo haitiano. Equipos de la película Jesús compartieron la historias de Jesús con 94,759 personas. 3,321 personas tomaron la decisión de seguir a Jesús. Los coordinadores de GAIN encontraron a un doctor vudú que dejó el vudú y se convirtió a Cristo. Nuestro compañero y director nacional de Ágape en Haití nos dijo: "Después de ver la película Jesús, muchos seguidores y personas que practicaban el Vudú, son los que se han dado cuenta de la mentira en la que han vivido y han tomado una decisión por Jesús."

La devastación sólo tardó 35 segundos. Reconstruir necesitará una atención y generosidad contínua del mundo entero durante muchos años.

Gracias damos a Dios por todos los equipos de nuestros compañeros que fueron a ayudar a aquellos que más lo necesitaban, y gracias por la nueva vida que muchos disfrutan ahora, una vida que ningún otro temblor o desastre podrá destruir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario