miércoles, septiembre 29

Natación sincronizada, compartiendo tu fe mientras nadas


Si hay algo destacable dentro de la familia de Ágape sin duda alguna es la diversidad, no sólo en los ministerios, si no también en las personas que lo formamos. Además de los dones y talentos que cada uno conocemos de nuestros compañeros, hay algunos de ellos que tienen otras habilidades que tal vez unos pocos conocen. Es el caso de nuestra compañera Ellen Quarles, y es que además de trabajar en el equipo de estudiantes en Barcelona es monitora de natación sincronizada. La práctica y enseñanza de este deporte se ha convertido en una puerta abierta para poder compartir sus valores y su fe de una forma natural con sus alumnas. Es interesante poder leer este mensaje que nos envía de cómo Dios usa este tiempo en su vida y en la de las chicas que entrena.

"Llevo tres años compartiendo mi vida con las nadadores del Club Natació de Valldoreix. Es un equipo de natación sincronizada en las afueras de Barcelona. Las nadadores tienen entre 7 y 16 años de edad, repartidas en tres grupos, y entrenan entre 4 y 11 horas a la semana, muchas de ellas se han arriesgado a participar en competiciones de alto nivel. Pasamos muchas horas juntas al día, tanto que esta convivencia se ha convertido en algo muy parecido a un campamento. Al ser su entranadora, desde el primer día tienes un papel importante en sus vidas. Y esto me da la facilidad de poder ayudar a estas chicas a desarrollar muchos valores como el trabajo en equipo, el esfuerzo, el valor de uno mismo, etc...Es una experiencia maravillosa. La verdad es que doy muchísimas gracias a Dios por esta oportunidad, redimiendo tantos años de entrenamiento como nadadora para impactar la vida de otras."

Es maravilloso pensar en la creatividad de Dios, usando cada persona y circunstancia, Él no pasa de moda y hasta podemos decir que para alcanzar a aquellos que no le conocen, incluso Dios "se moja".

No hay comentarios:

Publicar un comentario