lunes, julio 5

Semana del 27 de Junio al 04 de Julio

Hemos sido un grupo de 9 mujeres y tres niñas. Estas han ayudado y colaborado como las mayores, sellando, hablando con los peregrinos y sirviendo en todas las tareas de la casa. Hemos recibido muchas palabras de ánimo y agradecimiento por el trabajo que se hace en la casa ("Es la primera vez que me ofrecen agua gratis en el camino") y calificativos que siempre estimulan. Un día, una peregrina que paró a descansar, hablaba por el móvil con una amiga y le decía: "Oye... esto es de categoría"

Hemos tenido una semana increible y muy bendecida con cantidad de oportunidades de servir y compartir el evangelio de forma clara y abierta, en catalán, castellano y en inglés. Las respuestas han sido positivas en cuanto a que la gente escuchaba respetuosamente pero también expresando interés.

Algunas de las conversaciones que hemos podido tener, tanto con peregrinos que pasaban por la casa como los que se quedaban a dormir, expresaban una clara búsqueda de sentido para sus vidas: "Me gustaría creer como vosotras, os envidio por la fe que tenéis", compartía una noche un peregrino. Otro decía a la mañana siguiente antes de partir, que había encontrado "El Camino". Recordando la conversación de la noche anterior durante la cena y despues de leer lo que nos dejó escrito en el libro de visitas, comprendimos qué podían significar sus palabras. Y otro, compartía que había tenido una vida muy complicada y difícil y que se consideraba ateo. Pero desde hacia un tiempo y en su busqueda de sentido para su vida, cada vez se acercaba más a la idea de la existencia de Dios y que desde que comenzó el camino, cada día que pasaba, tenía más claro el mensaje de Jesucristo como Hijo de Dios. Ya solo le quedaría el paso de aceptarlo en su vida como Señor y Salvador. Esperemos que llegue un día que pueda tomar esta decisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario