lunes, diciembre 28

Grupo de residencia de ancianos en Cobeña


Vanina: "Después mucho trabajo de hormiguita, por fin pudimos abrir un grupo en la residencia de mayores. Durante casi tres años el trabajo fue individual, visitando a cada residente, estando a su lado, escuchándole. Ésa era la principal misión que sentía que había que hacer y gracias a la perseverancia y oraciones de muchas personas hemos ganando la confianza de ellos y del grupo directivo. Hoy nos deleitamos con este majísimo grupo.

Cada jueves nos reunimos con los residentes, tenemos una hora especial que la llamamos “Nuestra hora”. ¿Por qué? porque es nuestra hora de estar juntos, de hablar, de escucharnos unos a otros, y por sobre todo de escuchar la voz de Dios.

Aunque parezca extraño, estamos siguiendo un material para niños de Escuela Dominical. Contamos una historia bíblica y luego transferimos esa enseñanza a nuestra vida. Trabajamos mucho sobre el perdón, la envidia, y temas de convivencia. Cada historia da pie a entregar el mensaje del Señor de una manera impresionante. ¡¡Nunca imaginé cómo por medio de la historia del Arca de Noé uno puede predicar de una manera tan relevante!!

Y lo mejor… Oramos de forma individual, tenemos nuestro minuto de silencio y reflexión.

Mi satisfacción es verlos contentos, con las cuentas saldadas y siento mucha paz cuando alguna vez, al llegar, me entero que alguien del grupo ya no está más".

No hay comentarios:

Publicar un comentario