domingo, octubre 25

Consagración, Unidad y CRECIMIENTO


Como sabes estos son los valores que una y otra vez estamos repitiendo como fundamentales para el camino que hemos tomado.

Queríamos que la Consagración fuese el tema principal durante el curso pasado, queríamos aceptar, como Josué, que la primera batalla hacia la tierra prometida la tenemos con nosotros mismos. Porque es nuestra consagración, nuestra propia relación con Dios, la que nos prepara y nos capacita para el trabajo que tenemos que hacer. En nuestro último Encuentro Nacional queríamos facilitar que todos pudiésemos acercarnos un poco más a Él aumentando o renovando nuestro compromiso de vivir una vida dedicada a su servicio.

Hemos querido potenciar también la Unidad concentrándonos en aquello que nos ha juntado, la misión. Porque la verdad es que si formamos parte de la familia de Agape es porque hemos entendido que teníamos una misión a realizar, y que esta, era más posible de realizar trabajando en equipo.

Es más que probable que durante este camino hayamos cometido bastantes errores, aún así, espero que hayamos podido contribuir en haber consolidado un poco más nuestros fundamentos.
Ahora es tiempo de mirar adelante, el Crecimiento será nuestro valor estrella durante el próximo año, porque es algo que creemos que Dios espera de nosotros, tanto en el ministerio como en nuestra propia vida.

¿Estamos como Agape preparados para dar fruto y fruto abundante? Si hemos entendido lo que es Agape sabremos que la respuesta no está en ninguna herramienta ni en mirar para el de al lado, sino que en que tu y yo nos aseguremos de que nuestra vida está bien conectada a Él y que nuestros panes y nuestros peces están realmente a su servicio.

¿Estas preparado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario